jueves, 25 de junio de 2009

ABOGADOS DE HATO MAYOR DEMANDAN DEL GOBIERNO TERMINACION PALACIO DE JUSTICIA

Por Manuel Ant. Vega

HATO MAYOR.-La ilusión de abogados y funcionarios judiciales de ver terminado el palacio de justicia de esta ciudad, iniciado en el año 1996, se disipa cada día y se cree que las promesas harán colapsar la estructura con el tiempo.

La obra está en un más de un 85 por ciento en fase de terminación, pero la falta de recursos ha impedido que los contratistas concluyan la obra, por la cual abogados han hecho marchas piquetes y paralizado el tren judicial.

“Tendremos que hacer otro paro, para ver si el gobierno se acuerda de nosotros los abogados” dijo a este medio, Evaristo Arturo Ubiera, presidente de la seccional del Colegio Dominicanos de Abogados de aqui.

Con la pintura de base y muchas de sus puertas, cristales y persianas, el moderno edificio se ha convertido en nido de delincuentes que toman el lugar para el consumo y trasiego de drogas, mientras el patio ha sido tomado para pastar los animales, debido a la presencia de malezas.

Actualmente, los tribunales de Hato Mayor están distribuidos en casas alquiladas que no reúnen las condiciones.

El juzgado de Primera Instancia, la Cámara Penal y la Comercial y Civil, operan en una vieja estructura, ubicada en la calle Gastón Fernández Deligne en el barrio Puerto Rico, que aunque está construida en concreto, llueve adentro y escampa afuera, debido a las filtraciones que afectan la vivienda, propiedad del ex senador, Máximo Nova Zapata, que en varias oportunidades ha exigido su devolución.

La fiscalía está operando en otra vieja casona donde la estrechez pone a tropezar entre sí a las personas que visitan el departamento judicial en busca de resolver problemas.

El juzgado de Paz opera en la calle 30 de Mayo, y aunque es más desahogado, el mismo no reúne las condiciones necesarias para la impartición de justicia.

Los baños del palacio de justicia de Hato Mayor son las matas de mangos que por suerte hay en el patio, donde gente de todos los niveles sacan sus penes para orinar, perdiendo el pudor y la buena costumbre por no haber baños para realizar sus necesidades fisiológicas.