viernes, 1 de mayo de 2009

HOSPITALIZAN DOS TRAS CONATO DE INCENDIO EN EL CENTRAL ROMANA

Por Manuel Ant. Vega

LA ROMANA.-Permanecen internos dos de los empleados que este jueves resultaron afectados por la inhalación de humo en el incendio que se originó en el área de Furfural de la empresa Central Romana Corporation, de esta ciudad.

Aneudy de León, de 27 años, y otra persona identificada sólo como de apellido Santana se encuentran hasta ahora, fuera de peligro y conscientes en salas privadas del Centro Médico Central Romana.

Trabajadores de la empresa azucarera revelaron a este diario que al menos cinco personas fueron llevadas por inhalación de humo al referido centro asistencial privado, pero que sólo dejaron ingresadas a dos de las mismas.

"Tratamos de hacer algo en lo que llegaban los bomberos. Por eso el fuego no se extendió y nadie murió", relató Aneudy de León, quien no se arrepiente de su labor en beneficio de los demás compañeros.

De León, encargado de las herramientas en el departamento Furfural del Central Romana, donde lleva cinco años, reside en el distrito municipal Caleta, junto a sus dos hijos y su esposa Carmen Delia Peguero.

Empleados de la empresa revelaron que el incendio se produjo debido al calentamiento de la planta de Furfural, en medio de las instalaciones de modernos equipos que contribuirán con la reducción de la "cachipa", o residuo del vagazo de la caña que las chimeneas lanzan al aire durante la producción de azúcar y del furfural.

Cuatro unidades del Cuerpo de Bomberos Civiles de La Romana acudieron como refuerzo de las brigadas de seguridad del emporio azucarero Central Romana Corporation.

El Central Romana está reemplazando equipos para evitar la contaminación se extienda a los barrios periféricos o contiguos al emporio privado.

Hace poco el director provincial de Medio Ambiente, Andy Omar Johnson, confirmó que se ha investigado los niveles de contaminación de la empresa Central Romana.

Con los nuevos equipos se ha reducido o disminuido un poco la denominada "cachipa", pero que por el contrario, se ha incrementado la emanación de humo, además de la gran cantidad de líquido contaminante que se vierte de manera "directa" a las aguas del Mar Caribe.

Según las versiones, todo parece indicar que el incendio se originó en medio de los afanes de los ejecutivos del Central Romana en procura de que se elimine el problema de contaminación que tantas críticas ha generado a través de los años.