jueves, 5 de junio de 2008

ENCUENTRAN AHORCADO A PROFESOR EN HATO MAYOR


Por Manuel Ant.Vega

HATO MAYOR-Un profesor fue encontrado ahorcado y con un tiro en la sien en su propiedad ubicada en la comunidad de Doña Ana Adentro, a unos 10 kilómetros al norte de aquí, reportó la tarde de este jueves la Policía Nacional destacada en esta ciudad.

La víctima fue identificada como el educador Pedro Reyes Mota de unos 47 años , quien según los informes de familiares se encontraba desaparecido desde el miércoles en la mañana.
El educador utilizó una soga de nylon que se colocó al cuello y pendió de una mata de cacao y al parecer, según los investigadores se habría dado un tiro en la cabeza.
Los investigadores no descartan que el disparo pudo haber sido el que le arrancó la vida al educador, el se lo habría producido con una pistola 9 milímetros, de su propiedad y que tenía documentación legal.
Se conjeturó que la víctima tenía problemas en el hogar, pero no se explicaron que tipos de dificultades.
El alma homicida fue encontrada justo a los pies del cadáver que pendía de una mata de cacao y en medio de un charco de sangre.
Muchos vecinos de las comunidades de El Manchado y Doña Ana, confirmaron que vieron al profesor caminar a pie hacia su finca muy deprimido, mientras que otros dijeron que lo vieron lágrimas en sus ojos, muy deprimido
Llegó a pies a su finca desde Hato Mayor, cuando tenía una camioneta y un motor, parece que tenía premeditado lo que iba hacer”, dijo su hermano Marcial Reyes, que dijo desconocer que llevó al educador a atentar contra su vida.
El cadáver de Pedro Reyes Mota fue apiado por las autoridades médicas, encabezada por el legista, Santini Calderón Gastón, la fiscal adjunta Kenia Romero y miembros del Departamento Contra Homicidios de la Policía Nacional
Calderón Gastón médico legista recomendó una necropsia al cadáver, para determinar las causas reales de la muerte y si actuaron manos criminales, por lo que su cuerpo fue llevado al Instituto de Patología Forenses, en San Pedro de Macorís.
La víctima residía en la calle 5 del sector Las Malvinas junto a su esposa, la también educadora Dominga Peguero, con quien habría procreado tres hijos.