viernes, 6 de junio de 2008

Deserción masiva de campesinos en la región Este

Por Manuel Ant.Vega

SABANA DE LA MAR.- Más del 40 por cientos de los campesinos asentados en los proyectos de la Reforma Agraria en la región Este, han desertados para irse en yola a Puerto Rico y establecerse en otras ciudades de la zona y Santo Domingo, debido al abandono y la desprotección oficial al campo.

La afirmación la hacen importantes dirigentes campesinos de Sabana de la Mar, Miches, El Valle e Higüey, que aseguran que desde que murió Joaquín Balaguer, al que considera el padre de la Reforma Agraria, el campo ha sido abandonado y las emigraciones han sido forzadas por los gobiernos de los últimos 10 años.

Muchos agricultores han vendido sus parcelas de 50 y 60 tareas por RD$ 40,000.00, para pagar el pasaje en yola con destino a Puerto Rico, tratando de mejorar su situación económica y de vida, algunos han perecido ahogado y caído en boca de los tiburones al zozobrar las embarcaciones.

“Los últimos agricultores en vender sus tierras para embarcarse en yola, arriesgando su vida fueron los hermanos Boriguey y Piro de la Rosa”, contó Augusto de Jesús Vicioso, dirigente campesino de Sabana de la Mar.

Denunció que importantes proyectos arroceros han sido vendidas su tierra a hacendado, que lo dedican al pastoreo de animales, porque asegura ya no es rentable la siembra de rubros agrícola ni arroz en Sabana de la Mar.

Aseguró que de 600 parceleros que habían en los proyectos de la Reforma Agraria, sólo quedan unos 150 campesinos, “que han sido valiente y se han atado a lo que Dios quiera hacer con ellos en el campo, porque el gobierno los ha desprotegidos”.

Significó que la deserción de campesinos también afecta a las asociaciones y federaciones de campesinos, tras indicar que Elpidio de Olmo, presidente de la Federación de Campesinos sin Tierra de Sabana de la Mar (FECASAMAR), tuvo que tomar una embarcación y salir huyendo a la situación de abandono e incertidumbre que se vive en los campos de la región Este.

“El abandono al campo por parte del gobierno es tal en
Sabana de la Mar, que cuando un hijo de un agricultor se enferma hay que recorrer más de 10 y 14 kilómetros a pies o a caballos, porque en los campos no hay policlínica y los caminos son trochas, lugares pantanosos e inaccesibles”, acotó el destacado dirigente campesino.

Argumentó que los últimos gobiernos lograron su objetivo para acabar con la vida organizada en el campo, al lograr dividir la clase campesina, para no tener grupos que hiciera presión en lograr una mayor atención al campo.

“Combatíamos a Balaguer, pero no daba la tierra, invadíamos terrenos estatales, entonces nos repartía la tierra; hacíamos huelgas y nos asentabas en proyectos y construía casas, pero este gobierno es un enemigo absoluto del campesino, porque ahora los funcionarios del IAD son los que propician la destrucción de los proyectos, con supuestos saneamientos que los que persiguen es repartirse la tierra entre ellos”, indicó.

En el litoral costero que comprende desde la falda del Parque Nacional de Los Haitises, pasando por las comunidades costeras de Capitán, Las Cañitas, Magua, Arroyo Rico, La Culebra, La Gina, hasta llegar al municipio de Miches y la provincia La Altagracia, los proyectos arroceros están en total abandono y las factorías para la molienda del cereal han desaparecidos en más de un 70 por cientos.
Genio Hernández de la federación campesinos “La Nueva Esperanza”, que agrupa a unas ocho asociaciones de campesinos sin tierra, asegura que “el campo está en cero, estamos desprotegidos, el hombre del campo está desertando de manera masiva, la vida es difícil, este gobierno es el principal enemigo del hombre de trabajo”.

Explicó que caminos vecinales de comunidades agrícolas como El Hoyo de Mosquito, Los Cibaeños, La Lisa, El Limpio y el proyecto AC-126 Cañitas-Magua, son inaccesibles, escabrosos, porque hace diez años no son reparados.

Asociaciones campesinas como La Aurora, Nuevo Esfuerzo, Nuevo Amanecer, Capitán, Caño Hondo, Elupina Cordero, han sido infiltradas por los políticos, que han debilitados la lucha campesina, que en otrora con la agitación y las presiones lograron arrebatarle al gobierno de Balaguer más de 14 proyectos en la región Este.

En las comunidades de Yanigua y Hoyo de Mosquito, los caballos dejan las pezuñas por las piedras y la profusión del fango.

El nivel de escolaridad está por debajo del 12 por cientos, debido a la falta de escuelas en los campos de Sabana de la Mar.

Genio Santana, asegura que unas 2 mil 800 stareas, que son unas 45 mil tareas de tierras del Estado, en la comunidad de Arroyo Lago, en el municipio agrícola de El Valle, están en manos de particulares, especialmente de oficiales militares activos en el presente gobierno.

Dijo que mientras esto sucede, cientos de campesinos están tomando la “Ruta AA”, que no es más que agua por alante y agua por atrás, o sea tomar una yola, arriesgando su vida en alta mar, tratando de mejorar su situación económica y de vida en Puerto Rico.