sábado, 6 de septiembre de 2008

METEOROLOGIA PRONOSTICA QUE HURACAN IKE TOQUE EL NORTE DE REPUBLICA DOMINICANA


Por Aneudis José

SANTO DOMINGO.-La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) pronosticó hoy que el ojo del huracán "Ike" puede pasar esta noche a unos 200 kilómetros al norte de Puerto Plata localidad de la costa norte dominicana.


El boletín de la ONAMET de las 10.00 hora local (14.00 GMT) señaló que, de seguir "con esta velocidad y desplazamiento, es muy probable que en la noche de hoy su centro se coloque aproximadamente a unos 200 kilómetros al norte de Puerto Plata".

Los vientos máximos sostenidos de "Ike" perdieron hoy ligeramente intensidad y bajaron a 175 kilómetros por hora, lo que lo sitúa como un huracán de categoría dos en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami.

No obstante, se espera que se convierta de nuevo en un "ciclón mayor en las próximas 48 horas indicó el CNH en su boletín de las 15.00 GMT de hoy.

La institución meteorológica dominicana mantiene un aviso de tormenta tropical en la mayor parte del litoral norte, desde Cabo Francés hasta la bahía de Manzanillo, junto a la frontera con Haití, ya que esa zona experimentará "vientos fuertes, marea de tempestad y lluvias torrenciales".

A las 14.00 GMT el centro de "Ike" fue localizado en la latitud 21,7 norte, longitud 68,2 oeste, a unos 290 kilómetros al noreste de Cabo Francés.

Según la ONAMET, los vientos de huracán se extienden a unos 75 kilómetros fuera de su centro, mientras que los de tormenta a unos 205 kilómetros.

Las imágenes de satélite muestran bandas nubosas cargadas de lluvias moderadas a fuertes que se aproximan a la parte norte, la región oriental, y en el noreste de la zona costera de Miches, la Península de Samaná y las zonas de Nagua, Sánchez y otros puntos cercanos.

Las lluvias podrían oscilar entre 25 y 75 milímetros y aumentar a medida que el huracán se aproxime a la costa norte.

En cuanto a las condiciones marítimas, se esperan "olas anormales" de entre 2,4 y 3,6 metros, así como posibles penetraciones del mar en zonas costeras bajas.

Las lluvias que afectan el territorio dominicano a causa del huracán "Gustav" y la tormenta tropical "Hanna", predecesores del "Ike", han saturado los suelos, por lo que las autoridades de socorro están preocupadas por posibles deslizamientos del terreno.

Por ello, desde hace días se trabaja en todas las zonas vulnerables para desalojar a las personas que habitan en lugares de suelo frágil.

Se pretende evitar una desgracia como la que, durante el paso del "Gustav", costó la vida a ocho personas, seis de ellas niños, mientras dormían en una casucha que fue aplastada por las rocas cerca del río Ozama, en Santo Domingo.