martes, 2 de septiembre de 2008

MATAN A BALAZOS A TENIENTE RETIRADO DEL EJERCITO NACIONAL EN HATO MAYOR


Por Manuel Ant.Vega

HATO MAYOR.-Un teniente pensionado del Ejercito Nacional, fue encontrado muerto con un balazo en la cabeza, en una finca de su propiedad, ubicada en la comunidad Los Hoyitos, sección Manchado, al norte de esta provincia.

La víctima fue identificada como, Francisco Mota Eusebio, de unos 63 años, residente en el sector Costa Rica de esta ciudad.

El cuerpo sin vida fue encontrado por familiares y amigos en medio de una plantación de cítrico de su propiedad, boca abajo y con un disparo con entrada por la región mastoidea izquierda con salida por la derecha.

La muerte del militar forma parte de la ola de violencia y criminalidad que desde hace buen tiempo sacude a esta otrora y apacible ciudad.

Se presume que el móvil del crimen fue el robo, ya que fue despojado de una pistola que portaba y su cartera fue requisada y dejada encima del cadáver.

Los investigadores presumen que en la acción criminal participó más de una persona y que el disparo le fue dado estando en el suelo boca abajo, ya que el rostro no presentaba magulladuras ni hematomas.

Se cree que fue asesinado a eso de la 5:00 de la tarde y su cadáver fue levantado pasado la 3:00 de la madrugada.

En el levantamiento del cadáver participó el médico legista, Santini Calderón Gastón, el procurador fiscal, Manuel Emilio Santana y miembros del Departamento Contra Homicidios de la 40ta. Compañía de la Policía Nacional.

El cadáver fue llevado a la morgue del hospital, Dr. Leopoldo Martínez y de ahí transferido al hospital regional “Antonio Musa”, en San Pedro de Macorís, donde opera el Instituto Regional de Ciencias Forenses, para fines de necropsia.

En fuentes familiares se informó, que la víctima viajó a su finca a dar vuelta, tras obtener informaciones de que individuos estaban robando frutos agrícolas en su propiedad.

Estaba casado con la señora Juana Vega de la Rosa (Nena), con quien procreó a Morena, Franklin, Taty, Wendy, Sugey, Glenis.