martes, 15 de marzo de 2016

EN MEDIO DE LLANTOS Y DOLOR SEPULTAN CADAVER DEL COMUNICADOR PETROMACORISANO EDWARD LEGER

Por Francis Aníbal

SAN PEDRO DE MACORIS. En medio del dolor y el llanto fueron sepultados en la Necrópolis San Pedro de la avenida Hugo Chávez o Carretera Santa Fe, el cadáver del reconocido comunicador Edward Leger, fallecido el pasado domingo en el Hospital Antonio Musa.

Habia sido velado entre familiares, amigos y allegados, en la Funeraria Municipal de esta ciudad desde la noche del domingo.

Su deceso se produjo pasadas las 6 de la tarde de ese día, en una de las salas del referido hospital, luego de haber hecho una crisis hepática lo que motivó que fuera trasladado al Hospital Luis Eduardo Aybar de Santo Domingo.
Luego de su velatorio, fue llevado al local que aloja a las emisoras Radio Dial, La 98 y Sultana F.M. donde habló el empresario Calazam Omar Cepeda y quien escribe esta información, quienes lo calificaron como un ícono de honestidad y solidaridad y exhortaron a las futuras generaciones a emular su ejemplo de esfuerzo y desprendimiento.
Allí acudieron familiares, amigos y relacionados y luego su cadáver fue traslado al local que aloja al Colegio Dominicano de Periodistas, donde hablaron el presidente del Colegio de Periodistas a nivel nacional, Olivo de León y el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, José Beato.
Posteriormente su cadáver fue conducido a la que es su última morada, en la Necrópolis San Pedro y sepultado en uno de los nichos del panteón que él mismo construyó para los comunicadores que fallecieran, en una de las dos gestiones que encabezó en referido sindicato.
Allí hablaron los comunicadores Víctor Manuel Pérez, Enrique Cabrera Vásquez, Leonidas Martínez y Cesáreo Silvestre, quienes se refirieron a la labor que éste desempeñó tanto en favor de los periodistas petromacorisanos, como en favor del sector cultural, social, comunitario, sindical y de otras áreas.
Estaban presentes su esposa Dignorah Chalas, su madre Clara, sus hijos Misael, Estanly y Omar Leger y otros familiares, amigos y relacionados.
Su sepelio se produjo en medio de un aguacero que cayó sobre la ciudad en ese momento, ya en el cementerio.